Bota la basura…

Pin on VR Project

Hace unos días estaba ayudando a limpiar un cuarto y a organizarlo. El cuarto no era mío, así que estaba ayudando según lo que sabía a poner todas las cosas donde iban. Había cosas que yo pensaba que eran basura así que pregunté: “¿Quieres que bote la basura?”, la persona no me contestó, como si ni hubiese escuchado mi pregunta, pero Dios si la escuchó y me dijo: “No puedes botar la basura de otros… de la misma forma que nadie puede botar tu basura. Lo que tú consideras basura para otros puede ser muy valioso, y lo que es valioso para ti para otros puede ser basura… Tú recoges tu propio reguero.” Eso pasó con la misma velocidad con la que lo leíste, y yo me quedé quieta, pensando y asombrada con una verdad tan simple pero tan impactante.

            Pensamos que acercarnos a Dios es una receta mágica, una varita que cambiará todos los problemas y dolor de la vida por gozo sin nosotros levantar ni un dedo, y aunque tiene una porción de verdad, su intención es errónea y engañosa. ¿A qué me refiero con una porción de verdad?

Dios sí cambia todo en nuestras vidas, acercarnos a Dios es parte de la receta pero también requiere que trabajemos con nosotros mismos. Requiere que saquemos toda la basura que hemos estado cargando por mucho tiempo y que llena esos espacios que tenemos que vaciar para que Dios pueda llenarlos.

           

Yo me encuentro en un proceso de renovación, y la palabra renovación siempre me hace pensar en águilas. A nosotros los cristianos nos encantan las águilas y el maravilloso proceso que atraviesan, verdaderamente es maravilloso, pero lo más increíble es que nadie le dice al águila cuando es tiempo de renovarse. Las águilas reconocen cuando partes de ellas se han convertido en basura. Sus garras se han convertido en basura, su pico es basura y sus plumas se han convertido en basura, así que tienen que irse a un lugar alto y recoger su propio reguero, cueste lo que cueste. Las águilas van a una montaña y se quitan todo lo que las sostenía y se quedan vulnerables y sin forma de defenderse, pero si atraviesan ese proceso salen más fuertes para vivir la mejor etapa de su vida. ¿Sabes qué? No es distinto para ti y para mí.

Tenemos que reconocernos a nosotros mismos, darnos cuenta cuando tenemos cosas en nuestra maleta con las que simplemente no podemos seguir cargando y cuando nos damos cuenta de eso, no culpamos a nadie, simplemente vamos a un lugar alto, sacamos la basura y nos acercamos a Dios para que llene nuestros espacios vacíos. 

            Dios es nuestra definición. Si dudas, miedos o inseguridades han entrado a tu vida es hora de acercarte a Dios y dejas que su reflejo en ti te recuerde quien eres, para que así puedas botar toda esa basura que has permitido entrar y que has almacenado. Nadie puede recoger tu reguero, es tú trabajo mantenerte firme y recordarte a imagen y semejanza de quién fuiste creado. Así que ve, renuévate cueste lo que cueste y venga lo que venga.

Saca la basura y permite que Dios llene tus espacios vacíos.

Nos vemos en las letras,

Bianca Paola

2 thoughts on “Bota la basura…

  1. Cada Vez que Lo Leo Más Me afirma Su Gracia Favor y Misericordia
    Recuerdo el Sermón de las Bienaventuranzas los Pacifistas, Los Misericordiosos y los que Tienen Sed.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: